31/01/2020

De Costes laborales, Precios y Perspectivas 2020

/

1️⃣ Este año, los costes laborales no tienen un incremento relevante (0,95) en aplicación del IPC + 0,15 según el convenio en vigor. (Las tablas salariales -vigentes desde el 1 de enero, pueden verse en este enlace). Y una vez más, un recordatorio: todos los afiliados estáis exentos de tener que aplicar el Plus de Formación (26,09 €) que figura en las tablas salariales, ya que la formación que ofrecemos desde la Asociación permite evitar ese Plus, siempre y cuando se ponga en conocimiento de los asalariados. Y una última cuestión: acaba de producirse un hecho de importantes lesiones a un trabajador cuya incapacidad la debe asumir la empresa por no haber suscrito el Seguro Colectivo de Vida, Invalidez y Accidentes, cuya cobertura puede hacerse a través de la Asociación. De hecho, todos los que gestionan sus nóminas ya lo tienen concertado, y también tienen la cobertura del seguro aquellas empresas con asalariados que se han acogido al sistema de autocargo.

2️⃣ Respecto a los precios (de venta de los servicios hosteleros), es un tema sobre el que es difícil pronunciarnos para no incurrir en situación de riesgo ante la Autoridad Vasca de la Competencia; es decir, una organización no puede aconsejar precios mínimos ni nada que se le aproxime. Ahora bien, sí que entra dentro de nuestra obligación, recordar a los afiliados que los incrementos de costes (laborales, materias primas y otros servicios), son una constante con consecuencias evidentes en la medida en que no se produzcan incrementos de venta o adaptación de los precios para mantener la necesaria rentabilidad. (Y somos conscientes de que ante el incremento de precios, el consumidor puede reaccionar, pero lo evidente no se puede desconocer).

3️⃣ Es difícil pronunciarse respecto a las perspectivas económicas, pero algunas reflexiones:

💭 Sondeando la confianza del empresario, se observa que existe un importante porcentaje (mayoritario) que opina que el entorno económico futuro es pesimista.

💭 Desde el ámbito institucional, incluso con datos de ocupación laboral que merecerían una autocrítica, el Gobierno manifiesta que existe un crecimiento de empleo, sin señalar cuánto del mismo corresponde a empleo público o de empresas públicas o semipúblicas cuyo coste ya sabemos quién lo financia…, y sin señalar cuánto es el afloramiento de empleo sumergido (que, aunque irregular, era empleo que ya existía).

💭 En todo este escenario, se produce ese mayor rigor en aspectos fiscales y laborales; y respecto a este último apartado, está por ver las medidas que va a adoptar el Gobierno: teniendo en cuenta quiénes lo configuran, es como para ponerse a temblar.

A nivel turístico, la inercia del crecimiento o mantenimiento de visitantes es un signo positivo, aunque su incidencia sólo afecta a determinados establecimientos o actividades que configuran lo que podríamos llamar zonas o rutas turísticas. El resto de las actividades empresariales hosteleras sólo obtienen un beneficio muy indirecto.