Inspecciones de Consumo: léase con atención

/

Desde el inicio queremos señalar la importancia que tiene este comunicado: ignorar su contenido puede generar problemas que luego todos lamentamos.

A raíz de unas noticias en los medios de comunicación respecto al cobro diferente de servicios hosteleros a turistas extranjeros respecto a otros residentes, se ha desatado una enorme alarma en el entorno institucional, incluso en el empresarial.

  • La noticia, en sí misma y en la medida en que trascienda, causa un daño a la imagen turística del país y de nuestro sector.
  • Existen multitud de empresarios que consideran que esta actitud (cobro diferente según origen del consumidor), constituye una conducta desleal, incluso una competencia irregular: sienten que la conducta de unos puede dañar a la profesionalidad de todos.
  • El entorno institucional, al margen de que estos hechos incurran en una conducta perseguible, entiende que el inmenso esfuerzo que está haciendo para atraer turismo a nuestro ámbito geográfico, puede verse perjudicado por estos hechos.

Campaña de Inspección

La Dirección de Turismo nos ha comunicado con máxima seriedad que, en la medida en que ellos puedan, van a perseguir estos hechos…, y los van a sancionar con gravedad. El problema es que los mismos, aunque son auténticamente minoritarios, generan una Campaña de Inspección que va a afectar a todos…, y que en esas inspecciones pueden detectar situaciones de incumplimiento, quizás de meros formalismos, pero que pueden generar expedientes y sanciones.

Verifica tu situación: marco legal

Los precios son libres, pero deben estar expuestos o anunciados al público, incluyendo el IVA (con independencia de que en la facturación se realice de forma separada el importe que percibe la empresa, del importe que la empresa deberá liquidar a Hacienda por IVA).

Hoy en día (por mucha lógica que tengan), en caso de reclamación, no se admiten referencias al mercado (S/M) o al peso (S/P): en el primer caso, la empresa se puede proteger especificando con claridad en la carta que ofrece al cliente cuál es el precio (en ese momento)… y, en el segundo caso, sería necesario especificar un precio determinado para un peso.

Ante cualquier reclamación, siempre se debe entregar la Hoja de reclamaciones.

En tu establecimiento

El Departamento de Consumo puede o va a verificar:

  • Que tengas precios expuestos a la vista del público con impuestos incluidos. Atención: los precios en las listas tienen que establecerse para cada zona si es que son diferentes en Barra, Terraza,…, y todos ellos deben tener el IVA incluido.
  • Vigílese (ver párrafo anterior), que no está permitido SM o el SP.
  • Que tengas cartel anunciando la existencia de hojas de reclamaciones y ejemplares a disposición del consumidor.

No hay que descartar que, complementariamente, puedan incidir en algún otro punto, aunque, a nuestro modo de ver, lo anterior será lo esencial.