18/09/2020

La desesperación de la espera (II)

/ /

Pasan los días, las semanas, los meses, y las noticias siguen siendo descorazonadoras: todo el mundo deseamos (y nos piden) respuestas pero no siempre está a nuestro alcance el proporcionarlas. Analicemos la situación:

1️⃣ ANTECEDENTES

La gestión institucional, desde el inicio de la pandemia (hace más de 6 meses), no ha mejorado: mintieron al inicio, lo han seguido haciendo y, al parecer, no existe voluntad de cambio.

Tenemos unos gestores institucionales que nos martirizaron en el inicio de los Ertes, Ceses, Subvenciones y en cualquier otro tipo de gestión: los funcionarios desaparecieron y, en muchos lugares, todavía se está a la espera de que aparezcan o de que, por lo menos, empiecen a gestionar mejor todos los incidentes que existen.

A estas alturas ya no se trata de imputar o señalar con el dedo a un responsable: lo son (y somos) todos…, por consentir lo que está sucediendo.

2️⃣ DEL PRESENTE HACIA EL FUTURO

Estamos en septiembre y todavía no se conoce con exactitud cuáles van a ser las reglas de juego de los próximos meses. Lo único cierto es que, hasta el 30 de junio, hubo una situación (estado de alarma) con unas consecuencias; de julio a septiembre se prorrogaron las opciones de Cese y Ertes pero con algunas restricciones (a veces relevantes). Lo peor es que se desconoce qué va a suceder dentro de 10 días (1 de octubre), pero comportamos alguna reflexión:

💭 ERTES.- Se está dando por hecho que van a seguir existiendo…, pero seamos cautos ante la eventualidad de que se produzca alguna de estas circunstancias:

• Que no sean para todos.

• Que tengan diferentes percepciones para el trabajador…, o diferentes costes para el empleador…, o ambas cosas.

Estemos por lo tanto atentos a este tema y valoremos cada uno de nosotros cuál es nuestro Plan B ante la eventualidad de que la situación no se materialice como deseamos.

💭 CESES.- En esta situación, existen empresarios que están obteniendo este tipo de prestación hasta el 30 de septiembre…, pero se desconoce cómo va a evolucionar la compensación por cese para aquellos que están o que pudieran desear, a partir del 1 de octubre, acudir a esa fórmula (en vista de la situación que se está produciendo). A 10 días de finalizar el programa actual, todavía se desconoce qué va a suceder.

💭 LA NEGOCIACIÓN DE AMBOS CONCEPTOS.- Los medios de comunicación de todo tipo hacen referencia a encuentros, diálogos, enfados…. En definitiva, a escenarios como si de una comedia se tratara.

Lo cierto es que (en una mesa de negociación) está el Gobierno…, y está la Patronal CEOE…, y están las Centrales Sindicales: estos son los interlocutores. Lo que quizás no valoremos es que Patronal y Centrales Sindicales subsisten gracias al apoyo económico que les da el Gobierno y, en estas condiciones, ¿cabe interpretar que la negociación no es un simple paripé?

Cada uno tiene capacidad intelectual para interpretarlo.

3️⃣ ASPECTOS DE TRIBUTACIÓN

La Administración puede argumentar que en la medida en que las empresas carezcan de beneficios, no tributarán…, pero nos tememos que la cuestión no es tan simple:

• Deberían renunciar a los cobros a cuenta de la tributación por Rendimientos…, tanto si se trata del Pago fraccionado como del Impuesto sobre sociedades.

• Deberían ser conscientes de las escasísimas ayudas (subvenciones) que se han producido; y dada la situación que atraviesan los empresarios, las recibidas deberían quedar exentas de tributación.

• Durante toda la vida, las empresas han estado contribuyendo al sostenimiento de la Comunidad liquidando impuestos sobre rendimientos como personas físicas y/o sociedades: ésta sería la oportunidad en que la Hacienda foral establecería incentivos directos y sin retorno en función a lo que cada empresa hubiera estado declarando. Es decir: existen fórmulas de ayudar realmente al empresario…, lo que falta es voluntad.

4️⃣ PARA LOS QUE DAN LECCIONES

Hay comentarios que resultan más que ofensivos a pesar de que en sí mismos, no contengan un insulto: institucional y socialmente deberían haberse omitido algunas desconsideraciones hacia el sector.

En todo caso, para los que quieren dar lecciones, algunos pequeños recordatorios:

• En esta crisis, los que no han perdido (y por lo tanto salen enriquecidos) son todos los funcionarios que viven de lo público, incluyendo las empresas semipúblicas.

• También pueden salir favorecidas ciertas centrales sindicales que demandan más y más medios humanos (educación, sanidad, Administración,…). Quizás, lo que se echa en falta, es que comenzaran sus reivindicaciones por ofrecer que todos sus liberados se pongan al servicio de la sociedad o que las nuevas contrataciones no contribuyan a aumentar el número de estos privilegiados que viven a cuenta de las empresas o de lo público.

 

EN LA ASOCIACIÓN

Diariamente trabajamos/actuamos en estos temas, pero los avances son difíciles: en el ámbito laboral (Ceses & Ertes) hemos transmitido a Madrid que no debe aceptar en silencio un acuerdo que no contemple nuestras aspiraciones para todo el sector; y en el ámbito territorial nuestra posición (y peticiones) ya han sido formuladas (ante la Hacienda Foral).

Seguiremos informando.